Reflexión teórica para exposición

1-Fuente: Prensa escrita.  2001 Diálogos: FARC celebraron encuentro  de hoy. “Acuerdo humanitario” montañas de Colombia– t.f. El Tiempo

 

Quisiera citar tan solo una fotografía “Acuerdo humanitario”  montañas de Colombia 2001. Esta fotografía como testimonio de supervivencia se logra gracias a la solicitud de mujeres madres, esposas, amigas e hijas y realizar con ella una analogía entre “La caída de los ciegos” de Pieter Bruegel,  El viejo 1525-1569. En este caso las dos imágenes crean un dialogo en donde el comportamiento humana está presente. Reconozco en ambas imágenes Actos humanos.

 

Acuerdo humanitario” montañas de Colombia 2001.

Susan Sontag  en su libro “Ante el dolor de los demás “ realiza una serie de afirmaciones respecto a la fotografía de guerra:  “una fotografía pretende representar con exactitud lo que estaba frente a la lente de la cámara”.  ”Cuando hay fotografías de la guerra - la guerra se vuelve real -?, esperas que estalle una bomba para fotografiarla?, degradar el dolor “ y elabora muchas otras afirmaciones que en algunos casos pueden ser ciertas.

 

En el caso de Acuerdo Humanitario y La caída de los ciegos,  las dos imágenes crean un dialogo en donde el comportamiento humano, su proceder es el centro del diálogo. Reconozco en ambas imágenes Actos humanos voluntarios, libres, buenos o malos.

 

“Un ciego guiando a otro ciego seguramente caerá en la fosa”. San Mateo.  Porqué un ciego se deja guiar por otro ciego?; los ciegos que marcharon cautelosamente intentando no ser “blanco fácil” de un hueco, de una piedra o de  un hombre…. muy seguramente representaron esta acción mentalmente cientos de veces. Los soldados con certeza hicieron lo propio.

La caída de los ciegos, de Pieter Bruegel, El viejo 1525-1569.

En ambos casos su condición  los hace vulnerables y por esto se mantienen unidos como grupo. Saben que pueden realizar actos de

 

 

 

 

hombres, caminar, respirar, oler, tocar, amar.... y me pregunto si los soldados en la guerra se sienten como ciegos.

 

Por otro lado, los ciegos en su humanidad tienen la tendencia no sólo a representar en su interior esta actividad de marcha, sino que además tienden hacia ella por libertad, voluntad e inteligencia. Para realizar este acto humano deciden marchar en grupo, uno son todos y todos son uno. Los ciegos de Bruegel están unidos por una cuerda frágil casi imperceptible pero vital para el equilibrio en su marcha; en su humanidad  son consientes de que “donde cae uno caen todos”.

Los soldados son consientes de lo mismo y saben que cuando cae uno caen todos, una cuerda real, casi imperceptible pero mortal los mantendrá más unidos que nunca.

 

Nacemos atados a un cordón y este cordón nos relaciona con el mundo y nos mantiene vivos durante nueve meses.

 

En ambos casos se siente que son guiados por una finalidad  verdaderamente humana, y que tienen la voluntad del bien común, de no dejarse caer. Se podría afirmar que están guiados por impulsos espirituales.

 

Cuando comenzó la entrega de los soldados por parte de las FARC, en los procesos de paz adelantado por el presidente Pastrana. La guerrilla permitió que los medios se acercaran a los campamentos donde tenía recluidos a los soldados y el resultado fueron unas fotos que me produjeron gran indignación. El torso desnudo de los soldados por el calor, rapados y con una cuerda delgada casi imperceptible al cuello, - un cordón umbilical -, si uno tira todos se asfixian.

 

2-Fuente: Programa TV – CONTRA-VIA Bogotá, Enero 15 de 2004

Historia de vida de la señora Ludy Ramirez.

 

Ludy Ramírezes una de tantas mujeres cabeza de familia desplazadas por la violencia. Un día cualquiera un grupo armado llegó a la Vereda de Honduras, Municipio de Convención en el Catatumbo colombiano y mataron indiscriminadamente  a las personas de la población,-“…vivíamos tranquilamente en la vereda con mi hija, mi esposo, quien fue asesinado y la que venía en camino”. - “… el miedo nos invadió, correr al monte, días enteros escondidos entre el monte, los matorrales, durmiendo en cambuches improvisados, en el suelo”, - “… debía tomar una decisión coger camino, abandonar todo, el ganado, las gallinas, la casa, ser desplazada… Que significa ser desplazada?..es estar viva, produciendo lástima, contando un cuento

 

 

tierno que los conmueve.¨ Ante las matanzas, las masacres que hacer?

SILENTES 2006

Óleo, lápiz grafito, serigrafía sobre tela, 150 X 50 cm. c/u

 

 

 

Cuerpo silente aborda la sobrevivencia de la mujer y su existencia silenciosa  en situación de violencia y de las formas sociales y culturales asociadas a lo femenino.

 

Cuatro pinturas contienen imágenes sutiles de vestidos de mujer que apenas sugieren su presencia corporal. Ubicadas a una altura cómoda para ser observadas cuerpo a cuerpo por el espectador, como un volumen que flota y respira en el espacio y lo invita a recorrerlo como un paisaje vertical, como una presencia silenciosa como una memoria que va más allá  del evento.

 

La superficie del lienzo ofrece al espectador  un sinnúmero de lecturas,  la posibilidad de adentrarse en la profundidad de la pintura y en el hecho pictórico, en leer la superficie de afuera hacia adentro, en crear una situación afectiva con las mujeres que sufren en medio del olvido en medio del conflicto. Imágenes silenciosas que se enfrentan a los acontecimientos e invitan al espectador a reflexionar sobre  el poder y lo que significa tener poder; sobre el olvido y el impacto del conflicto en la mujer y en las niñas y la paradójica visibilidad que adquieren en nuestra sociedad a partir de su desgracia y de acuerdos de silencio hacia el abuso que sufre la mujer en medio del conflicto armado.

GUALI I y II 2006 Óleo, lápiz, hilo/ tela, 150x100 cm., c/u

3- Fuente: Masacre de Bojayá. El 2 de mayo de 2002 en Bellavista, cabecera municipal de Bojayá. Las FARC en confrontación  con los paramilitares, lanzan una pipeta llena de explosivos y cae en la iglesia  del pueblo alrededor de la cual se han escudado los paramilitares. Gran parte del pueblo se había refugiado al interior del templo. Mueren aproximadamente 119 personas.

 

El impacto del conflicto armado en la sociedad colombiana ha profundizado la discriminación y violencia  que históricamente ha sufrida la mujer en el país.

Version imprimable Version imprimable | Plan du site
© Consuelo Manrique